Desde el mediodía del Viernes Santo, sobre un estrado elevado dispuesto en la plaza de la Inmaculada donde se encuentran colocadas tres altas cruces de madera, tienen lugar los turnos de vela ante Cristo crucificado y muerto. La imagen del Cristo, obra de Miguel Ángel Rojo, ocupa la cruz central, y en todo momento está escoltada por dos cofrades del Santo Sepulcro, de aspecto monacal, ataviados para la ocasión con la túnica blanca reglamentaria, con cogulla y escapulario negros con la Cruz del Santo Sepulcro bordada a la altura del pecho. Cada treinta minutos se produce el relevo en los cofrades que escoltan y velan el cuerpo inerte de Cristo. Sobre el escenario un pequeño fuego acompaña a estos monjes ataviados con colores blancos y negros.

A continuación da comienzo la procesión del Santo Entierro

Recorrido

Lope de Vega, Valentín Calderón, Mayor, Barrio y Mier, Juan de Castilla, Jorge Manrique y [19:30h] Plaza de la Inmaculada

Organiza

Cofradía Penitencial del Sto. Sepulcro, Archicofradía de las Cinco Llagas de S. Francisco y Cofradía de S. Juan Bautista.

Imagen

Cristo del Desenclavo (Miguel Ángel Rojo, 2003).