La berrea, un espectáculo natural en la Montaña Palentina

El comienzo del otoño está marcado en el calendario de la naturaleza por uno de los espectáculos más llamativos y sobrecogedores de la Montaña Palentina, la berrea del ciervo.

Un espectáculo natural que cada año congrega a más turistas y que se produce para garantizar el futuro de la especie justo en el momento en que los machos se vuelven más territoriales, comenzando a emitir una serie de sonidos guturales y roncos, profundos y largos, con la intención de anunciar su presencia a las hembras e informar al resto de los machos del entorno… que “ni se acerquen”. Y es que el sonido en sí mismo es un auténtico desafío a otro macho y su potencia indica el poder del ejemplar que lo emite.

Así durante el tiempo que dura el celo (entre tres o cuatro semanas), los machos no pararán de subir y bajar por la montaña tratando de acrecentar su harén de hembras (12,13… incluso 20), conduciéndolas desde otros territorios o haciéndose dueños de una pequeña parcela, a veces de no más de 50 o 100 metros de diámetro, manteniéndose a la espera de que las hembras vayan llegando hechizadas por sus bramidos.

El Parque Natural Montaña Palentina se ha convertido en un lugar privilegiado para disfrutar de este curioso ritual animal. El turista tiene dos posibilidades para realizar esta actividad: apuntarse a las rutas organizadas por alguna de las empresas que tienen autorización para transitar en coche por las pistas del Parque o bien hacerlo por libre. La Senda del Gigante del Valle Estrecho o el mirador del alto de la Varga, próximos a Santibáñez de Resoba, o la Senda de la Tejada de Tosande, muy cerca de la localidad de Dehesa de Montejo, son los mejores puntos para dicha observación. Además, en la propia Casa del Parque, disponen de un servicio de préstamo de prismáticos y de orientación para los curiosos que deseen disfrutar del ritual de la berrea en la Montaña Palentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

También podría interesarte

Lo más leído

Otoño en Saldaña a base de setas y naturaleza

A medida que las tardes se acortan y el frío se adentra en los páramos y valles de la provincia Palentina, las grandes masas...

Tres apasionantes rutas para descubrir la Montaña Palentina

Si hay un lugar que rebose paz y sosiego en la Península Ibérica, esa es la Montaña Palentina. Con una extensión de 1.786 km²,...

El Puente de Rojadillo

Escondido entre la frondosidad del bosque y sobre el rumor del río Camesa se encuentra el puente de Rojadillo. Este puente de fábula, de...