Las obras aprobadas esta mañana se engloban en el “Programa de recuperación ambiental de zonas degradadas por el depósito de residuos inertes” aprobado por el Consejo de Gobierno en febrero de 2017, con una dotación presupuestaria de 9,6 millones de euros. El objetivo de este programa es restaurar las 2.263 escombreras inventariadas en Castilla y León e implantar un sistema alternativo de gestión de los residuos de construcción y demolición en colaboración con las Diputaciones Provinciales y los consorcios de gestión de residuos.

En cada escombrera, las obras a realizar consisten en el acondicionamiento de escombros y taludes, cubrición de tierra, recogida, transporte y gestión de los residuos y restauración de cubierta vegetal mediante laboreo y siembra. Complementariamente a la contratación y ejecución de las obras para restaurar las escombreras inventariadas, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha firmado convenios de colaboración con todas las Diputaciones Provinciales de Castilla y León y con los Consorcios para la Gestión de Residuos, en cuyo desarrollo las Diputaciones instalan puntos limpios en terrenos municipales para así facilitar la gestión ordenada de estos residuos y prevenir el surgimiento de nuevas escombreras ilegales.

En la provincia de Palencia se va a actuar en las escombreras de Amusco, Autilla del Pino, Baquerín de Campos, Carrión de los Condes, Castromocho, Cervatos de la Cueza, Frómista, Grijota, Herrera de Valdecañas, Ledigos, Loma de Ucieza, Mazuecos de Valdeginate, Meneses de Campos, Nogal de las Huertas, Población de Campos, Pomar de Valdivia, Revenga de Campos, Valde‐Ucieza, Valle del Retortillo, Villalcázar de Sirga, Villamuera de la Cueza, Villanueva del Rebollar, Villarramiel y Villerías de Campos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.