El Festival de Música ‘Provincia de Palencia’, uno de los ciclos culturales con mayor tradición en la programación estival de la Diputación de Palencia, prevé dos conciertos este fin de semana en otras dos localidades de Tierra de Campos —San Cebrián y Támara—, antes de encarar la próxima semana su recta final del ciclo, que concluirá el sábado 31 de agosto en Herrera de Pisuerga.

El sábado 24, a las 20:30 horas, la iglesia de San Cornelio y San Cipriano de San Cebrián de Campos acogerá el concierto del Dúo Awen & Classic Saxophone, con un espectáculo ameno que pretende llevar la música clásica a todos los públicos, desde los más pequeños a los mayores, a través de un grato paseo por la historia de la música, y así dar a conocer las familias instrumentales de esta genuina formación con su amplio y variado repertorio. El programa comprende desde el barroco de Telemann hasta la música más contemporánea de Jasper Wood, pasando por el clasicismo de Mozart o las composiciones del argentino Astor Piazzolla.

Al día siguiente, 25 de agosto, y con idéntico horario, se celebrará en la iglesia de San Hipólito de Támara de Campos el recital del cantante Pablo Mezzelani con el cuarteto de cuerdas Sotto Voce, cuya espléndida actuación hace ahora tres años en San Pedro Cultural de Becerril de Campos, dentro de este festival, aún permanece en el recuerdo. Formado por profesionales de una contrastada trayectoria en constante evolución y con diferentes inquietudes musicales, Sotto Voce se consolida tras años de continua colaboración entre sus músicos, convirtiéndose en una agrupación sólida y versátil. Comprometidos con la calidad de sus interpretaciones, han abordado diferentes repertorios que les permiten ofrecer unos programas originales en los que se busca, ante todo, el disfrute del público con unas propuestas musicales fuera de lo común que han ofrecido en diferentes festivales de la geografía española. Por su parte, Pablo Mezzelani es un cantante, instrumentista e investigador argentino afincado en España, con un amplio bagaje en el panorama musical internacional. Su intenso trabajo conjunto con Pedro Miguel Aguinaga, violinista del grupo, se materializó en 2015 en este proyecto, que fusiona la música popular con el sonido clásico del cuarteto de cuerda. Además de Aguinaga, forman Sotto Voce Mónika Redondo (violín), Tomás Ruti (viola) y Amaia García (violonchelo).

POP DE FUSIÓN. La programación estival Espiga. Cosecha cultural del 2019 también incluye para este sábado 24 de agosto otra actuación, perteneciente esta al ciclo De juglares, trovadores y comediantes del siglo XXI. Se trata del recital del cuarteto Flor de canela, que se celebrará a partir de las 21:00 horas en la Plaza del Palacio de Cevico Navero. Flor de Canela es una banda emergente que crea un sonido pop como punto de encuentro de las cuatro mujeres compositoras e instrumentistas que la integran. No hay limitaciones en su música, sólo una manera de entender el arte con un potente y enérgico directo, un pop de fusión, con fuertes influencias del folclore latinoamericano y del jazz. La banda empezó a girar por España en verano de 2017 con arreglos de temas conocidos y ya han grabado su primer trabajo discográfico, producido por Juanma Latorre (compositor y guitarrista de Vetusta Morla.

VIEJAS PARTITURAS. Dentro de este mismo ciclo, el próximo lunes, 26 de agosto, La orquestina de la abuela Pina brindará en la Plaza Mayor de Grijota (21:00 horas) su revisión de las viejas verbenas con una formación típica de orquestina de principios del siglo pasado —clarinete, saxofón, tuba y batería—, con el instrumento más representativo de nuestra tradición como es la dulzaina. El grupo rescata esas viejas partituras, muchas de ellas de banda de música que amenizaban las verbenas de nuestras plazas, con esos ritmos que todos conocemos y que forman parte de nuestra cultura musical, la fusión de lo viejo y lo nuevo, con un estilo muy peculiar en la interpretación. La orquestina de la abuela Pina está formada por Alfredo Ramos (dulzaina), Ricardo Ramos (clarinete), Luis Miguel Pérez (saxo tenor), Rubén Valentín (tuba) y Luis Ramos (batería y percusión).

El programa estival Espiga. Cosecha cultural del 2019 de la Diputación de Palencia, que alcanzó el pasado verano los veintiséis mil espectadores, incluye este año un total de ciento cuarenta y cinco actuaciones en ochenta y siete localidades distintas, con atractivos y variados eventos para todos los públicos (música de diversos géneros, teatro, magia, circo, cine, observaciones astronómicas…), que en gran medida se celebran en rincones y monumentos atractivos del rico patrimonio arquitectónico de la provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.